La verdad sobre las dietas para perder peso rápido


Las dietas para perder peso rápido te aseguran perder considerablemente de peso en un rango de tiempo determinado, casi siempre al corto plazo. Estas dietas para perder peso atraen mucho a quienes quieren perder peso casi de inmediato. Éstas personas se han visto en la necesidad de probar múltiples programas dietéticos para perder peso, al descubrir que los anteriores programas, no eran los indicados, generando frustración por no obtenerse los resultados deseados. Estos son algunos consejos importantes antes de iniciar con alguna de las dietas para perder peso, evita aquellos que incluyan dentro de su plan alguno de los siguientes puntos:

No necesitas morirte de hambre

Esto es muy cierto, no es necesario que mueras de hambre solo por querer perder peso rápido. El cuerpo necesita nutrientes para funcionar, si en algún programa de dieta te recomiendan eliminar muchos de los nutrientes que tu cuerpo necesita, ten mucho cuidado ya que esto sólo agrava el problema, ten en cuenta que limitar en gran medida es algo que no se puede mantener en el largo plazo. En unas semanas empezarás a tener antojos y volverás a tus antiguos hábitos alimenticios, esta vez a un ritmo acelerado.

Como resultado, vuelves a subir de peso y nuevamente aplicas la dieta y a morirte de hambre de nuevo para perder peso. El ciclo continúa y comienzas a perder la fe y al mismo tiempo, te sientes frustrado(a) en tu capacidad para perder peso. Para evitar este problema, debes decir NO a las dietas para perder peso que promueven la privación de alimentos.

Se necesitan grasas para perder grasa

Suena extraño, ¿verdad? . Bueno, es mejor que lo sepas ahora, ya que seguramente en un futuro conocerás alguna de estas dietas para perder peso rápido y lo que generalmente aconsejan es que no debes comer grasa en absoluto. Pero hay una cosa que sí es real, hay dos tipos de grasa, las grasas buenas y las grasas malas.

El ácido oleico o ácidos grasos monoinsaturados naturales, son las grasas que son buenas para tu cuerpo y que te ayudan a quemar grasa, disminuyen el colesterol malo y aumentan el colesterol bueno. Las fuentes dietéticas incluyen el aceite de canola, aguacate y maní. También son muy buenos para el corazón. Para obtener mejores resultados, se recomienda que se mezclan ambos AGMI y AGPI (ácidos grasos poliinsaturados y monoinsaturados, que se encuentran principalmente en el pescado). Por lo tanto, las dietas para perder peso que no incluyan la adición de estos conjuntos de grasa en tu dieta no serían la mejor elección.

El ejercicio es muy importante

Es necesario ejercitar todo el cuerpo y en combinación con tu plan de alimentos saludables lograrás sacar mayor provecho para llegar a tu peso deseado y mantenerlo así por mucho tiempo. Cualquier programa de dieta que indique que vas a perder peso sin hacer ejercicio simplemente no vale la pena.

El ejercicio es necesario para que desarrolles una cantidad considerable de tejido muscular. Debes saber que los tejidos musculares en realidad queman la grasa incluso cuando están en reposo. Para aumentar los tejidos musculares, debes incluir algún tipo de ejercicios de alta intensidad en tu programa. De hecho, el entrenamiento de alta intensidad es recomendado para lograr mejores resultados. Así que ten en cuenta que para lograr perder peso, debes comenzar a trabajar con tu cuerpo. No hagas caso a las dietas para perder peso que prometen bajar de peso sin hacer ejercicio, simplemente no son para ti.

las dietas y el ejercicio

No hay una solución rápida para perder peso rápido

Considera cambiar la forma de ver el concepto de perder peso, no existe solución rápida para lograrlo. La mayoría de las dietas para perder peso rápido te presentan ésto como una alternativa real. Pero debes saber que se necesita un poco de tiempo antes de empezar a ver resultados. Por lo general, lo bueno es empezar por tener un plan semanal y luego trabajar para que estas actividades se conviertan en parte de tu vida y tener siempre en mente que si continúas de esta forma realmente lograrás tu objetivo en un tiempo razonable.

Te puede interesar ► Dietas rápidas y fáciles para adelgazar y bajar de peso

Uno de los motivos del por qué tantas personas se sienten frustrados al probar diferentes dietas para perder peso es porque no tienen tiempo para estudiar el programa de la dieta que se ha adquirido. La mayoría de estas dietas no son personalizadas y por lo tanto es muy probable que no funcione contigo como posiblemente si ha funcionado con otras personas. Las dietas para perder peso realmente efectivas son las que tienen flexibilidad para adaptarlas a las condiciones que tu cuerpo necesita y poder sentirte familiarizado con ellas. Muy importante que conozcas que cualquier plan de dieta para perder peso que no mezcle ejercicios con la dieta o que lo limite demasiado en la variedad y cantidad de alimentos, seguramente no es un buen plan de dieta para ti.

Las dietas saludables para perder peso son altamente recomendables si es que mantienes unos hábitos de alimentación saludables. Además estas dietas deben ser flexibles para que puedas personalizarlas a tus necesidades o economía.